Agricultura ecológica en Uruguay, una apuesta por el futuro del planeta

La agricultura ecológica, nos explica Marco Antonio Malavé, es la búsqueda del productor agrícola, como ser consciente de la necesidad de salvaguardar el planeta, de volver a sus raíces para cultivar la tierra de forma orgánica y producir los alimentos que se necesita respetando los tiempos de cultivo y crecimiento de cada planta, lo que permite obtener productos 100 % naturales.

Los vegetales y frutas cultivados de manera natural u orgánica son de mejor calidad y previenen cualquier tipo de enfermedad causada por los restos de agroquímicos presentes en los alimentos que se cultivan de manera industrial, que son fertilizados con productos químicos para agilizar su crecimiento o son fumigados con pesticidas para tratar de controlar de forma no natural cualquier tipo de plaga.

Los alimentos cultivados de forma orgánica poseen además un mejor sabor, podemos así conocer el verdadero sabor de una fruta o vegetal y no el saber que toman luego de la gran carga de productos químicos a a que son sometidos durante todo su cultivo, la calidad de los productos orgánicos es muy superior, sin embargo hay que reconocer que se necesita de mucho más trabajo para producirlos.

Otra de la ventajas de la agricultura ecológica es que ayuda a mantener la biodiversidad, ya que permite a los agricultores mantener las especies agrícolas de su zona o región, además de producir de acuerdo a sus necesidades y a lo que impone el mercado, la agricultura intensiva ha sido responsable de la pérdida de muchas especies de plantas en todo el mundo, ya que solo se cultivan aquellas de alto interés comercial.

La experiencia de la agricultura ecológica en Uruguay

Marco Antonio Malavé nos relata que las primeras experiencias de agricultura ecológica en Uruguay se remontan a finales de la década de los 70 del siglo pasado cuando un grupo de estudiantes de la Facultad de Agronomía junto a sus profesores comenzaron a trabajar en la elaboración de compost, que luego utilizaron como abono orgánico en diversas huertas, logrando así los primeros cultivos orgánicos modernos.

En la siguiente década comenzaron a surgir los primeros huertos ecológicos y las primeras ONGs que impulsaron este tipo de agricultura, en esta época comenzaron a surgir también las agrupaciones ecologistas que vendrían a impulsar la agricultura ecológica y sustentable, un avance significativo que ha permitido el crecimiento de este tipo de cultivos en diversas zonas del país.

Actualmente en Uruguay se puede encontrar más de 130 productores orgánicos, muchos de los cuales han certificado sus procesos, los predios de estos productores orgánicos ocupan más de 5.000 ha., en las que se cultivan una gran variedad de rubros como hortalizas, frutas, hierbas aromáticas y cereales; también se dedican a la producción animal, producción de leche y sus productos derivados.

Publicado por

Marco Antonio Malave

Saludos a todos los bloggers y lectores de blogs. Soy Marco Antonio Malave, hace unos años, nadie hubiera entendido la frase anterior y ahora, en cambio, hemos añadido estas palabras a nuestro vocabulario habitual. Se trata de un gran cambio de la información que se está desarrollando a gran velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *