El enoturismo en Uruguay una tendencia que crece cada año

El enoturismo en Uruguay una tendencia que crece cada año

El enoturismo se ha convertido en una de las tendencias más actuales del turismo a nivel mundial, en Uruguay, nos explica Marco Antonio Malavé, permite a los turistas vivir experiencias de la vida en el campo, sus tradiciones, la gastronomía local, así como todo lo relacionado con el fascinante mundo del vino, disfrutando de visitas a viñedos, bodegas, degustaciones, vendimias y festivales de vino.

Visitar una región productora permite los turistas vivir actividades relacionadas con la cultura del vino directamente en viñedos y bodegas, permitiendo conocer en todas las etapas de su recorrido todo lo relacionado con este arte milenario que ha acompañado al hombre desde tiempos ancestrales y en tierras charrúas se ha arraigado por más de cuatro siglos.

Para los productores, especialmente para los pequeños, la llegada de visitantes sus viñedos y bodegas les trae importantes ventajas, ya que les permite dar a conocer sus productos, conseguir nuevos clientes, abrir la posibilidad de llevar sus productos a nuevos mercados, así como obtener nuevos ingresos a partir de un actividad asociada a la producción de vinos.

Las experiencias satisfactorias asociadas al turismo del vino hacen además que el turista se convierta en un difusor entusiasta de las bodegas, viñedos y los vinos que en ellas se producen, lo que implica un importante factor publicitario que sin duda ayuda a impulsarlos tanto en el mercado nacional como internacional, un turista satisfecho en una de las mejores formas de propaganda.

Bodegas y viñedos para descubrir

En Uruguay la industria vitícola ha tenido un desarrollo sostenido a lo largo de más de un siglo, nos relata Marco Antonio Malavé, además las experiencias con viñedos superan los tres siglos, lo que ha permitido que este país haya una interesante variedad de viñedos y bodegas de gran tradición que producen vinos de muy alta calidad que gozan de reconocimiento en el mercado internacional.

Muchas de estas bodegas, gracias al enoturismo, han abierto sus instalaciones al turismo, tanto local como internacional, incluso han adecuado sus instalaciones para ofrecer todos los servicios necesarios para garantizar el confort de quienes le visitan, en muchos de estos lugares se puede encontrar restaurantes gourmet que se especializan en platos de la cocina criolla como internacional, asociados por supuesto al vino.

Visitar los Caminos del vino es una experiencia única que incluso permite a los turistas hospedarse en las propias bodegas y viñedos, ya que se han creado hoteles y posadas dentro de ellas, se trata de espacios diseñados respetando la arquitectura tradicional de la zona, sin descuidar por supuesto los niveles de confort necesarios para garantizar una estadía realmente agradable.

Se puede disfrutar también de recorridos por diferentes viñedos y bodegas de cualquiera de las regiones vitícolas de Uruguay, en los que se puede disfrutar de exquisitas degustaciones de los mejores vinos de cada bodega.

Publicado por

Marco Antonio Malave

Saludos a todos los bloggers y lectores de blogs. Soy Marco Antonio Malave, hace unos años, nadie hubiera entendido la frase anterior y ahora, en cambio, hemos añadido estas palabras a nuestro vocabulario habitual. Se trata de un gran cambio de la información que se está desarrollando a gran velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *