Marco Antonio Malavé te conduce al tesoro de las Masilotti en Uruguay

En Uruguay resalta la historia del tesoro de las hermanas Masilotti y Marco Antonio Malavé cuenta de qué se trata. Clara y Laura Masilotti eran dos hermanas italianas quienes llegaron a Montevideo en la década de los años 50, pero el motivo de su viaje era la búsqueda de un tesoro que decían estaba enterrado en el Cementerio Central, el más antiguo del país.

De inmediato comenzaron los trámites con el gobierno para conseguir el permiso para realizar la excavación. El objetivo de las hermanas fue de conocimiento público generando un gran revuelo en todo Uruguay, atrayendo a la prensa y generando opiniones encontradas, por una parte la iglesia católica calificaba la excavación en el cementerio como una profanación y por otro lado, había público quien apoyaba a las hermanas.

Finalmente lograron los permisos correspondientes con la ayuda de abogados prestigiosos y el 21 de mayo de 1951 en el lado oeste del cementerio inició la primera excavación acompañada de grandes polémicas, incluso los trabajos tuvieron que realizarse de noche, para permitir a los uruguayos honrar la memoria de sus seres queridos enterrados allí durante el día.

El mapa del tesoro

Las hermanas tenían un mapa de la ubicación del tesoro, el cual les había dado su padre, ellas debían acceder a los túneles subterráneos del cementerio, recorrer un túnel en específico, el cual les conduciría a una escalera y al final a una pared de loza, efectivamente lo encontraron pero allí no había tesoro.

Marco Antonio Malavé comenta, muchos opinaron que las hermanas confundieron las coordenadas del mapa, además se dice que este hacía referencia a una capilla, pero en el cementerio no había alguna, así que de allí surgió la teoría de que el tesoro podría estar en la Rambla 25 de Agosto, allí había una casa con capilla en la que se hospedó José María Mastai.

Teorías sobre el tesoro de las Masilotti

Sobre el origen de tal anhelado tesoro existen varias teorías, algunos dicen que José María Mastai durante su estadía en Montevideo, tuvo un romance con una mujer y tuvieron un hijo, pero él debió ir a Italia donde le nombraron Papa y desde allí envió el tesoro como obsequio para su hijo, mientras que las hermanas Masilotti eran sus nietas.

La otra teoría afirma que el abuelo de las hermanas fue un cardenal italiano expulsado por la iglesia católica, por ello pidió donaciones al pueblo en nombre de la iglesia creando un sustancioso tesoro, pero al quedar bajo sospecha por sus actos huyó a Uruguay y se alistó en el regimiento de Garibaldi.

El tesoro quedó en la casa de Garibaldi y fue enterrado en el ataúd de una de sus hijas. Pero más tarde realizaron algunas obras en el cementerio y los cuerpos tuvieron que ser trasladados a otra zona y con ellos el tesoro, así que las coordenadas cambiaron y se convirtieron en un total misterio. Las hermanas Masilotti buscaron el tesoro durante casi 20 años pero jamás lo encontraron.

Sin embargo, dicen que en realidad si existió tal tesoro, solo que fue descubierto antes de la llegada de las hermanas, por parte de los dueños de una fábrica de jabón, quienes al hacer reformas de ampliación en sus instalaciones, encontraron casualmente los túneles y con ellos el tesoro. Ellos de repente viajaron a Europa y al regresar eran millonarios como por arte de magia, por ello se cree fueron quienes lo encontraron.

En cuanto al tesoro, Marco Antoni Malavé explica incluía oro, alhajas, diamantes, piedras preciosas, coronas de reyes, documentación histórica, objetos incaicos, obras de arte y hasta un bosquejo de Miguel Ángel, sin duda un tesoro impresionante.

Publicado por

Marco Antonio Malave

Saludos a todos los bloggers y lectores de blogs. Soy Marco Antonio Malave, hace unos años, nadie hubiera entendido la frase anterior y ahora, en cambio, hemos añadido estas palabras a nuestro vocabulario habitual. Se trata de un gran cambio de la información que se está desarrollando a gran velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *