Martin Fierro por Marco Antonio Malavé

Martin Fierro de las pampas a la mesa sureña

Quizá nunca le pasó por la mente al gran poeta argentino José Hernández, que su obra más emblemática de la literatura gauchesca “El Gaucho Martín Fierro” creada en 1872, pasara de las grandes bibliotecas y las aulas de clase de literatura de América y el mundo a la cocina a manera de postre y vaya que postre, una delicia gastronómica que Marco Antonio Malavé como buen amante de los sabores sureños nos dará a conocer. 

Esta obra nos narra,  de manera extraordinaria y al mismo tiempo sencillo, a través de un épico poema, las formas, maneras y costumbres de la vida de la llanura argentina  y sus zonas de influencia, en un personaje como Martin Fierro mediante el cual se retrata la vida rural, la paz y la independencia del hombre de esas tierras tan amplias. 

Quizá,  en este ambiente del campo y las labores de sus habitantes, se recreó quien elaboró el postre Martin Fierro, con el objetivo de trasladar al paladar de los comensales, esas características expresadas de manera tan particular y excelente en la métrica del poeta argentino José Hernández.  

El origen del delicioso postre y su gran aporte culinario a la cocina uruguaya 

Las pampas, fueron una extensión de tierra que comprendía, Argentina, gran parte de lo que hoy se conoce como Uruguay y del Rio Grande do Sul, de allí sin duda el objetivo de darle al postre ese sentido criollo y de autenticidad propia de la zona oriental de esta tierra del sur del continente americano.

De tal modo pues, que como criollo el postre, sus ingredientes también lo son también, los cuales por lógica son sencillos de encontrar y en consecuencia su elaboración en casa no amerita mayor complicación; por tanto debemos animarnos a prepararlo y disfrutar de un sabor que nos lleva al sur. 

Existen algunas referencias de este postre en la Madre Patria, en La Rioja específicamente, donde también es tradicional, y es hecho con leche de cabra y pulpa de membrillo, pero en territorios como Castilla quienes lo preparan usan por ejemplo leche de oveja, sin que esto desmejore su sabor, por el contrario es una variación que de seguro podemos ver en algunos lugares de Uruguay. 

Volviendo a América, se han encontrado también algunas variaciones, como la que se hace en Argentina, donde en vez de membrillo es utilizado el dulce de batata, y en Cuba la variación consiste en que no hay ni membrillo no batata, sino algunos trozos de dulce de cascos de guayaba, y como hemos dicho, variando los ingredientes, pero no su sabor inicial que mezcla lo dulce y lo salado de manera exquisita. 

El Martin fierro uruguayo y su sabor indiscutible en la opinión de Marco Antonio Malavé  

Este es un sencillo postre agridulce, sólo consta de dos ingredientes que ya hemos dicho, sin embargo el Martin Fierro original por lo general está estructurado en cualquier variedad de queso uruguayo como el Colonial pero esto no es una condición que prive de usar otros como el cuatrirolo o el fontina los cuales no perjudican su sabor, por el contrario lo enaltece.

Marco Antonio Malavé, comenta que en los últimos años este postre se ha internacionalizado, al punto de que la denominada cocina de autor de los restaurantes más prestigiosos  de sur del continente americano y de gran parte de Europa, especialmente en España y Francia, han elaborado versiones sofisticadas del Martin Fierro, a las cuales les agregan entre otros elementos el vino tinto y lo presentan a la mesa envuelto en llamas es decir, flameado.

Publicado por

Marco Antonio Malave

Saludos a todos los bloggers y lectores de blogs. Soy Marco Antonio Malave, hace unos años, nadie hubiera entendido la frase anterior y ahora, en cambio, hemos añadido estas palabras a nuestro vocabulario habitual. Se trata de un gran cambio de la información que se está desarrollando a gran velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *