Petrona Viera por Marco Antonio Malave

Petrona Viera por Marco Antonio Malavé

La cultura de las artes plásticas en el mundo tiene un  sinfín de protagonistas, y en el caso del llamado nuevo continente, estas manifestaciones artísticas se desarrollaron con mucha fuerza muchos años después de la colonización, pues al venir de España nuevas ideas y nuevos hombres, esto contribuyó en alguna medida a esta iniciativa que Marco Antonio Malavé, nos quiere presentar contándonos sobre Petrona Viera la primera mujer pintora de Uruguay.

Nacida en Montevideo, casi al comienzo de los años 1900, específicamente el 24 de marzo de 1895, fue la mayor de 11 hermanos; esta mujer era hija de Don Feliciano Viera, un destacado político de esa nación suramericana, quien incluso fue presidente de Uruguay para el periodo comprendido entre 1915 y 1919. 

Cuenta la historia del Uruguay que su primera mujer pintora, sufrió una meningitis cuando apenas contaba con dos años de edad, enfermedad que le afectó severamente el sentido del oido, quedando sorda de por vida, pero esta discapacidad no fue obstáculo para que desarrollara tiempo después, las habilidades artísticas con las cuales se dio a conocer en su país y en el mundo entero. 

Marco Antonio Malavé nos cuenta la carrera artística de la pintora uruguaya

Luego de un largo tiempo conformado por el aprendizaje no formal de la educación, producto de su condición auditiva, Petrona comienza su inclinación por la pintura y aunque algunos biógrafos de la artista señala que se inició con clases particulares en su casa de habitación, otros seguidores de su obra indican que fue luego de su partida a Europa donde afinó su gusto por el arte pictórico allá por los años 20 del siglo XX. 

Según relata Marco Antonio Malavé, Petrona se especializa en la técnica planista, gracias a la influencia de Guillermo Laborde, uno de sus principales mentores artísticos, quien logra que se dedique a esta corriente, pero diferenciándose su obra por temas poco tradicionales a los vistos en otros autores planistas tanto de la propia Uruguay, como de Europa y América, donde el movimiento estaba tomando un auge importante.

La artista nacida en Montevideo logra su primera muestra en 1923, justamente en la ciudad que la vio nacer, esa primera exposición pública fue muy bien reseñada por la crítica especializada de la época, y a partir de ese primer trabajo,  sus obras comenzaron a participar regularmente en otras muestras en distintas zonas de Uruguay, luego Buenos Aires y salta a presentarse en exposiciones en París, la meca del arte mundial de la época. 

Le afecta la muerte de su mentor

La artista uruguaya siente con profundo dolor la partida de su amigo y mentor Guillermo Laborde, acaecida en 1940, situación que afecta a Petrona Viera de manera tal que decide no salir más de su casa, sin embargo no deja de pintar, pero ahora con otras técnicas, destacando el grabado, el cual fue enseñado por un nuevo maestro, el pintor Guillermo Rodríguez, quien influye positivamente en las nuevas temáticas planteadas en su obras, las cuales ahora están enfocadas en los paisajes , pero con tendencia al arte abstracto.

Ya para el año de 1953, Petrona Viera al igual que su hermana Luisa enferma de cáncer, pero guarda un silencio sobre el tema, y cuando va al médico ya es demasiado tarde, y según Marco Antonio Malavé esta etapa de su vida, fue muy tormentosa producto de los dolores de la enfermedad, falleciendo a los 65 años de edad, dejando un legado pictórico para la cultura uruguaya. 

Publicado por

Marco Antonio Malave

Saludos a todos los bloggers y lectores de blogs. Soy Marco Antonio Malave, hace unos años, nadie hubiera entendido la frase anterior y ahora, en cambio, hemos añadido estas palabras a nuestro vocabulario habitual. Se trata de un gran cambio de la información que se está desarrollando a gran velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *